Plan de vigilancia y prevención para controlar posibles rebrotes

|

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía tiene previsto aprobar este martes un Plan Andaluz de Prevención de Brotes del covid-19 en la comunidad.


Plan de vigilancia y prevencion para controlar posibles rebrotesEl Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía tiene previsto aprobar este martes un Plan Andaluz de Prevención de Brotes del covid-19 en la comunidad, una estrategia sanitaria "asesorada por expertos" que se aplicará en los próximos meses para "localizar y aislar posibles nuevos casos" y que permitirá "proteger a la población frente al virus y facilitar la actividad económica y social de forma segura".

Según anunció el pasado domingo el propio presidente de la Junta, Juanma Moreno, tras participar en la decimotercera videoconferencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con los presidentes autonómicos para abordar la crisis sanitaria del coronavirus, dicho plan, que "responde a los principios que han inspirado nuestra actuación desde el primer momento, la anticipación, el trabajo en equipo, la responsabilidad y el rigor", consistirá "en una gran red de vigilancia que estará alerta ante la aparición de cualquier atisbo de rebrote o de circunstancia anómala" como la agrupación de casos en un lugar determinado.

Moreno detalló entonces que las claves del plan para prevenir rebrotes del covid-19 en Andalucía serán "el diagnóstico temprano de casos; el seguimiento clínico de los pacientes infectados, con cuarentena y aislamiento cuando sea necesario; el estudio del comportamiento de la enfermedad y una total transparencia". En su opinión, este plan "será un motivo más para que todos nos sintamos un poquito más seguros" y lo ha comparado con "un faro que hará de centinela para dar respuesta a cualquier situación que se pueda presentar y que tendrá muy en cuenta a las personas más vulnerable".

El orden del día del Consejo de Gobierno de la Junta también incluye un proyecto de decreto-ley por el que con carácter extraordinario y urgente se establecen diversas medidas dirigidas al sector del turismo, al de la hostelería y restauración, así como al ámbito educativo y cultural, como consecuencia de la situación generada por el coronavirus.

Asimismo, se contempla la toma de conocimiento del acuerdo marco de obras de reforma, adaptación, ampliación, redistribución y mejoras en centros educativos de la Consejería de Educación y Deporte, así como de la propuesta de protocolo sanitario para la organización y el correcto desarrollo de las pruebas de acceso a la universidad en el ámbito de la comunidad autónoma de Andalucía, elaborada por el grupo de trabajo creado al efecto.

Por otra parte, se prevé un decreto por el que se regula el procedimiento de acreditación del personal de enfermería para la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano.

Por último, en el capítulo de informes de consejeros, se incluye uno de la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, sobre las consideraciones realizadas desde Andalucía en relación a la futura declaración como Parque Nacional de la Sierra de las Nieves; otro de la titular de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, sobre medidas adoptadas en materia de dependencia, adicciones e inclusión para afrontar la emergencia sanitaria provocada por el covid-19; un tercero de la responsable de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, sobre el impulso de la economía en el ámbito competencial de su Consejería desde la declaración del estado de alarma hasta el 31 de mayo de 2020; y un último de la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, sobre la puesta en marcha del Plan de Impacto Económico y la apertura de los espacios culturales.

Aunque la reunión semanal del Consejo de Gobierno se celebrará como habitualmente en el Palacio de San Telmo, la rueda de prensa posterior para informar sobre los acuerdos adoptados se traslada al Museo de Bellas Artes de Sevilla, donde se ha fijado un aforo máximo de 18 redactores en cumplimiento de los requisitos de seguridad sanitaria establecidos por la pandemia del covid-19.