italica diputacion atletismo premios santiponce cross

El Cross de Itálica recupera los premios económicos para los atletas de la prueba internacional

|

El Cross de Itálica, recuperaría así, en términos generales, las condiciones previas a la polémica de 2012.


La XXXIII edición del Cross Internacional de Itálica, que cada año recorre las ruinas de la antigua ciudad romana que descansa en Santiponce (Sevilla), recuperará plenamente el papel de este famoso evento deportivo en el circuito internacional del atletismo, al restituir los premios y remuneraciones económicas a los atletas profesionales que compiten en la prueba internacional.

El Cross de Itálica, una de las citas deportivas más emblemáticas de la provincia de Sevilla y de toda Andalucía, fue el eje de una intensa polémica surgida a finales de 2012, al decidir el Gobierno socialista de la Diputación provincial no celebrar su XXXI edición, fijada para el mes de enero de 2013. Alegaba la institución, como promotora de la prueba, la necesidad de destinar fondos a las actividades deportivas que promueven los municipios, siempre en el marco de la austeridad que marca actualmente el escenario de las administraciones públicas.


El rechazo del mundo del deporte a esta decisión, así como la presión mediática, motivaron que finalmente la Diputación diese marcha atrás y alcanzase un acuerdo con la Federación Andaluza de Atletismo, para celebrar una versión reducida de la prueba, con un presupuesto de algo menos de 100.000 euros y sin remuneración para los atletas profesionales, a quienes no obstante se financiaba los gastos de estancia.


No obstante, un total de 93 corredores profesionales participaron en la XXXI edición de esta competición para mejorar sus entrenamientos y defender la supervivencia de este histórico cross, cuya prueba popular cosecha año tras año el respaldo masivo de los aficionados al atletismo y atrae la llegada de corredores no sólo de toda Andalucía, sino de otras provincias de España ajenas a la comunidad autónoma. La prueba, además, es ya una tradición para la población, pues no son pocas las familias y aficionados que acuden la mañana del Cross al recinto de Itálica para disfrutar de la competición.


La XXXII edición, celebrada en enero de 2014, supuso en ese sentido una ampliación del recorrido de la carrera popular, con un tramo urbano gracias al cual el circuito pasaba de ocho a diez kilómetros, lo que a su vez permitió subir de 1.500 a 2.500 el número de dorsales dispuestos para la prueba.


Y para la XXXIII edición, según han informado a Europa Press fuentes de la Diputación provincial, promotora del evento, la organización ha recuperado finalmente los premios y remuneraciones económicas de las que tradicionalmente disfrutaban los atletas profesionales que compiten en la prueba internacional. El Cross de Itálica, recuperaría así, en términos generales, las condiciones previas a la polémica de 2012.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.