estereotipo medios pueblo informacion union periodistas gitano romani

La Unión Romaní avisa del uso estereotipado de la imagen de los gitanos en los medios

|

Ha presentado un informe que revela que los periodistas siguen tratando la información de manera parcial y estereotipada, sobre todo en los contextos más peyorativos.


Unión Romaní acaba de publicar '¿Periodistas contra el racismo? La prensa española ante el Pueblo Gitano 2013', un estudio financiado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad que analiza el tratamiento de las informaciones sobre los gitanos aparecidas durante el año 2013 en la prensa española, escrita y digital, así como en varios programas de televisión.

En el presente informe, que alcanza la onceava edición, se analiza un total de 1.965 textos recogidos en 266 medios de prensa escrita y digital y 17 horas de televisión.


El estudio revela que el tratamiento que se dio a las noticias relacionadas con personas de raza gitana en contextos peyorativos fue negativo, con un enfoque estereotipado y sesgado. Destaca que se trató de forma desfavorable el 75,61% de los textos sobre droga; el 70,79% de las redacciones sobre delincuencia y el 67,98% de los escritos sobre sucesos.


En este tipo de casos, se suele resaltar los aspectos más escabrosos de la información e incluir el grupo étnico de los implicados como algo relevante para entender los hechos cuando,"aunque desde el Código Deontológico de la profesión periodística se recomienda lo contrario", lamentan desde la asociación.


Asimismo, otro dato que destacado es el que hace referencia a la consulta de las fuentes gitanas donde se constata que en la mayoría de los casos no se contrasta la información con las voces gitanas, con tan solo un 31,45% de los casos se consultaron las fuentes. Desde la Unión Romaní alegan que "la pluralidad de las informaciones es esencial para un correcto ejercicio de la profesión periodística y para ofrecer una información imparcial y que recoja todos los puntos de vista de los hechos noticiables".


Asimismo, los datos del informe revelan que el 13,13% de las redacciones analizadas recibieron un tratamiento negativo, mientras que la neutralidad alcanzó el 62,54%, y las noticias positivas supusieron el 24,33%. "El objetivo de nuestro estudio es alcanzar el 100 % de noticias imparciales, que no nos beneficien, pero que tampoco nos perjudiquen", argumentan desde la asociación.


En cuanto a los temas sobre los que más se escribió, destacaron política y asociacionismo por encima de todos. El estudio también recoge los ejemplos de tratamientos informativos que destacaron por su mala praxis. Asimismo, se destacan cuatro bloques informativos de los casos más mediáticos del año, como fueron el caso del "Ángel Rubio", en Grecia, o el crimen de Figueres, entre otros.


Tratamiento por comunidades


Los medios de Madrid y Andalucía fueron los que más información sobre gitanos publicaron. En cuanto al tratamiento que se recibió desde las distintas comunidades, es importante resaltar el caso de Baleares, donde el 53,38% de los textos analizados se catalogó como negativo. La prensa de La Rioja destacó por su imparcialidad, ya que el 86,67% de lo publicado tenía un enfoque neutro.


La televisión, semilla del racismo


En el presente estudio se han analizado 17 horas de televisión centradas en programas emitidos en el 2013 que consiguieron una audiencia muy elevada como 'Palabra de gitano'; dos capítulos de 'Callejeros' y un capítulo de 'Me cambio de familia' en el que participó una familia gitana. Todos los programas se emiten en la cadena Cuatro.


Estos programas, cargados de sensacionalismo y mal gusto, presentan una y otra vez a los gitanos como seres primitivos y alejados de la sociedad, marginales y de baja calaña, según el estudio de la asociación que califica su imparcialidad "tan flagrante que directamente no se pueden tachar de trabajos periodísticos".


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.