romeria san aljarafe gines

La lluvia no empañó la Romería de San Ginés

|

La jornada de convivencia se prolongó durante todo el día en el pinar que lleva el nombre del Santo.


La aparición de la lluvia no pudo empañar este domingo la celebración en la localidad de la esperada Romería de San Ginés, que volvió a recorrer las calles del municipio para disfrutar de un día de convivencia en el pinar que lleva el nombre del Santo.

Una vez rezado el Rosario de la Aurora y celebrada la Misa de Romeros, se producía la salida del Patrón desde la Parroquia, que partió del templo portado en andas para ser entronizado a continuación en su carreta, que volvió a lucir este año un vistoso exorno floral.


Tirada por bueyes, como es tradicional, la carreta presentaba este año un aspecto renovado, tras ser barnizada recientemente por José Gabriel Hurtado, estrenándose también el dorado parcial de los candelabros realizado por Manuel Luque, y una pequeña imagen de la Virgen del Rocío situada en la delantera.


Un grupo de caballistas con el estandarte de la asociación abría la comitiva, tras lo que podía verse a un nutrido grupo de tamborileros que anunciaban con sus sones la inminente llegada del Santo.


No faltó, por supuesto, una de las señas de identidad de la Asociación: las habituales visitas a las personas mayores y enfermos, que fueron obsequiados con flores y estampas de San Ginés.


Especialmente destacado fue el discurrir por la recientemente renovada plaza Sanatorio, donde la asociación tiene su sede, así como por la calle San Ginés, donde los vecinos y vecinas se echaron a la calle para recibir al Santo de Arlés.


Cuando la comitiva se enfilaba ya para hacer su entrada en el pinar, hizo acto de presencia la lluvia, teniendo que ser cubierta la imagen del Santo. Poco después San Ginés era resguardado bajo el sombrajo preparado para la ocasión en el pinar por parte del Ayuntamiento, que ha realizado también en los últimos días unas labores de adecuación de la zona verde para el disfrute de todos los asistentes.


Aunque la lluvia volvió a aparecer en varias ocasiones más a lo largo del día, lo cierto es que los romeros disfrutaron de una jornada llena de buen ambiente y diversión, disfrutando de momentos de convivencia sin el excesivo calor de otros años.


Pudieron verse, incluso, algunos carros especialmente llamativos, como el que reproducía con todo lujo de detalles el entorno de la plaza Sanatorio.


Desde la Asociación, su presidente Antonio Acuña destacó la estrecha colaboración que se viene manteniendo con el Ayuntamiento, refiriéndose también a la labor solidaria que realiza el colectivo durante todo el año.


Por su parte, el Alcalde, Manuel Camino, también quiso destacar cómo ha crecido en los últimos años tanto la romería como la propia asociación, mostrando una vez más la disposición del Ayuntamiento a seguir colaborando con el colectivo en la medida de sus posibilidades.


En torno a las 20.00 horas se emprendía el camino de regreso, que comenzó en el propio pinar con rezos y plegarias ante la reproducción del templete de la Virgen del Rocío que puede verse en el Quema.


Al igual que a la ida, el Santo marchó precedido de varios tamborileros que abrían paso a la comitiva, que continuó con las visitas a enfermos y mayores.


Ya de nuevo en las calles del centro, el recorrido continuó con las presentaciones ante las distintas Hermandades locales, que recibieron a San Ginés con diferentes plegarias y ofrendas florales.


Cerca de las diez y media de la noche, trece horas después de su salida, se producía la entrada en la Parroquia de Nuestra Señora de Belén, poniéndose así el cierre a una intensa jornada que finalizó con el lanzamiento de fuegos artificiales.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.