sudan sur hambruna unicef

#SouthSudanNOW contra la amenaza de hambruna

|

Más de 50.000 niños se encuentran en riesgo mortal por desnutrición en Sudán del Sur.


Las redes sociales de UNICEF en sus canales globales y en sus oficinas de distintos países han alzado la voz con el hashtag #SouthSudanNOW para dar la alarma frente a la crisis alimentaria que atraviesa el país más joven del mundo y conseguir los apoyos necesarios para frenar la amenaza de hambruna. La pobreza extrema en la que ya vivían millones de familias, unida al conflicto que vive Sudán del Sur desde diciembre del año pasado, han dejado a 4 millones de personas –entre ellas 740.000 niños menores de 5 años- en una situación de inseguridad alimentaria con indicadores que rozan las fronteras de la hambruna.


En España los donantes han aportado hasta el momento 36.981 euros para el trabajo de UNICEF en esta emergencia y miles de personas alzan la voz a través de #SouthSudanNOW.


La desnutrición es la principal causa de mortalidad de niños menores de 5 años en los campos de desplazados y, de momento, la tasa de mortalidad se mantiene por debajo del nivel de emergencia pero si no se intensifican los programas de nutrición, 50.000 niños podrían morir en lo que queda de año. Son parte del millón de menores de 5 años que necesitará tratamiento contra la desnutrición aguda en este 2014. La situación más grave se da en los estados afectados por el conflicto –Jonglei, Alto Nilo y Unity-donde entre el 60 y el 75% de la población sufre inseguridad alimentaria grave.


El conflicto ha forzado a 1,7 millones de personas a abandonar sus hogares: 1,3 millones se han desplazado a lugares más seguros dentro del país y 442.600 se han refugiado en países vecinos (Etiopía, Kenia, Sudán y Uganda). Más de la mitad de los refugiados y desplazados internos son niños.


Alrededor de 235.000 niños necesitarán tratamiento contra la desnutrición aguda grave este año (más del doble que en 2013) y unos 675.000 niños necesitarán tratamiento contra la desnutrición aguda moderada. El trabajo de UNICEF y sus aliados ya ha conseguido que 176.000 de estos niños reciban tratamiento, pero es necesario llegar a todos los demás. El objetivo es tratar de manera inmediata a 150.000 niños que sufren desnutrición aguda, pero la escasez de fondos y la dificultad de acceso a algunas zonas están haciendo muy difícil extender el alcance del trabajo.


Junto al desplazamiento forzado y la amenaza de hambruna, Sudán del Sur ha vivido un brote de cólera que se declaró en mayo y que se ha cobrado 123 vidas, de un total de 5.697 casos. No obstante, la incidencia del brote se ha ido reduciendo en este verano, aunque UNICEF mantiene su trabajo de prevención en las zonas de alto riesgo.


Por otra parte, más de 9.000 niños han sido reclutados por grupos armados de ambas partes. Miles de niños han sido separados de sus familias, forzados a huir a otras partes de Sudán del Sur o a países vecinos.


El presupuesto 2014 de UNICEF para atender necesidades humanitarias en Sudán del Sur es de 151,8 millones de dólares. Hasta el momento se ha conseguido menos de la mitad: 72,6 millones. Aún son necesarios otros 79,2 millones.


Cualquier persona puede contribuir al trabajo de UNICEF en Sudán del Sur a través de #SouthSudanNOW, enviando un SMS con la palabra UNICEF al 28028, llamando al 900 907 102 o entrando en www.unicef.es


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.