diaz susana psoea junta

Díaz pide al PSOE-A y al Gobierno no "distraerse con cuestiones orgánicas"

|

La Ejecutiva del PSOE andaluz ha expresado su apoyo al proceso abierto por Alfredo Pérez Rubalcaba y la actual dirección que desembocará en el congreso extraordinario de julio.


La presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ha querido dejar claro este miércoles que ni su Gobierno ni el partido en Andalucía se pueden "distraer con cuestiones internas y orgánicas", porque no se puede defraudar a los ciudadanos, que el pasado domingo, con motivo de las elecciones europeas, dieron a los socialistas andaluces su confianza de manera mayoritaria en las urnas.

Esta ha sido la primera intervención de Díaz ante los medios de comunicación, con motivo de la reunión del grupo socialista en el Parlamento, desde que el lunes el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunciara que dejará el cargo en un congreso extraordinario del partido que se celebrará en julio.


Susana Díaz ha expresado que se van a vivir una semanas intensas en el PSOE a nivel orgánico, convencida de que la convocatoria del congreso extraordinario puede a ser un momento "de cierta distracción" en las filas del partido. En su opinión, ese congreso federal tiene que ser como el que celebró el PSOE andaluz a finales de 2013: "el nuestro fue para el bien de Andalucía y el que hagamos en España tiene que ser también para el bien del país".


"Ni las dificultades ni las cuestiones internas y orgánicas nos pueden distraer ni al PSOE-A ni al Gobierno ni al grupo parlamentario porque no podemos defraudar a la gente, que nos ha dado su confianza de manera mayoritaria en las urnas en unos momentos en que los grandes partidos de este país no estaban gozando de mucha salud", según ha sentenciado Díaz, quien ha recalcado que, en esta comunidad, "los ciudadanos han hecho una apuesta clara y nítida por el PSOE y no podemos defraudarlos".


La presidenta se ha mostrado convencida de que los socialistas van a lograr sacar adelante a Andalucía en estos momentos de dificultad, "con la ayuda o sin la ayuda" de la derecha o del Gobierno de Mariano Rajoy, cumpliendo con el programa y estando cerca permanentemente de la gente y "dando la cara".


"NO HAY QUE TEMER A LOS CAMBIOS"


Asimismo, Susana Díaz ha expresado que "no hay que temer a los cambios"moderados, valientes y responsables, poniéndonos en la piel de los ciudadanos. Tras señalar que los socialistas siempre han llevado a cabo cambios "con determinación y compromiso", la presidenta ha considerado que hay que cambiar las cosas porque hay que "aspirar a una mayoría social más amplia" en Andalucía de la que el partido logró el pasado domingo.


Para Díaz, el resultado de esos comicios es, sin duda, "un estímulo", porque los ciudadanos, después de que el partido perdiera tres elecciones anteriores, se han vuelto a sentir "identificados con nosotros" y que nos sigan acompañando en este camino va a depender de "que sigamos cumpliendo con nuestra palabra, de que estemos cerca de la gente y de que respondamos a la nueva manera de hacer política que los ciudadanos esperan de nosotros".


"Seremos lo que hemos sido siempre, el partido de los andaluces", ha expresado Díaz, para quien su partido, que tiene que tener"vocación mayoritaria", debe ser un vehículo para llevar a cabo "las esperanzas y objetivos de futuro" de los ciudadanos.


Ha agregado que el 25 de mayo se abrió una "ola de cambio" en Andalucía que hay que hacer "que no se pare". Por ello, ha reclamado a su compañeros cercanía, utilidad, sentido común, honestidad y mucho esfuerzo, que es lo que demandan los ciudadanos.


"NO HAY TIEMPO PARA MUCHAS CELEBRACIONES"


Pese al resultado del domingo, Susana Díaz ha considerado que "no hay tiempo para muchas celebraciones", porque hay mucha gente que está en paro y que pasa dificultades para llegar a fin de mes. Su Gobierno, según ha agregado, tiene que seguir poniendo sobre la mesa un camino distinto y seguir demostrando que las cosas son posible de otra manera, mientras que la crisis no puede ser excusa para justificar el desmantelamiento del estado del bienestar.


"Hasta que las familias no sientan que la recuperación les llega, no podemos sentirnos satisfechos", ha expresado la presidenta, quien se ha mostrado convencida de que los planes que su Gobierno está poniendo en marcha están dando resultados, como demuestran las últimas cifras sobre la tasa de desempleo.


Díaz ha apuntado que agradece las preocupaciones por el desempleo juvenil, ya que es una prioridad de su Ejecutivo, como se pone de manifiesto en los acuerdos que viene firmando con grandes empresas y entidades financieras del país, donde se incluyen programas de becas.


Durante su intervención, la presidenta también ha hecho referencia al PP-A: "enfrente vamos a tener a una derecha herida por una derrota sin paliativos". Este hecho, a su juicio, va a provocar que el PP-A, en la sesión plenaria, no esté pensando en los intereses de Andalucía, "sino en cómo hacer daño a los socialistas".


Para Susana Díaz, los ciudadanos han visto en un tiempo record que el proyecto que responde a sus necesidades es el del PSOE-A, mientras que al PP-A, el "camino del fango, le ha llevado a una derrota brutal". Se ha mostrado segura de que algunos tienen la vista puesta en futuros procesos electorales, "más preocupados en cuándo hay elecciones que en dar respuesta a la gente para que confíe en ellos".


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.