musica territorios exito apuesta fiesta festival sevilla publico conciertos asistentes

Más de 34.000 personas asistieron a Territorios Sevilla 2014

|

El éxito de asistencia reafirma la apuesta del Festival por dar protagonismo al público, con una programación ecléctica y un precio de abono asequible para todos los bolsillos para que un evento de tal magnitud continúe siendo viable.


Los más de 34.000 asistentes al Monasterio de la Cartuja, sede del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, durante el viernes 24 y 25 de mayo, pudieron disfrutar de más de 30 actuaciones de artistas de estilos diversos como el pop, el rock, la música electrónica, el hip-hop o el dub-reggae, con un abono que se lanzó en octubre al precio especial de 15 euros más gastos y se ha mantenido con muy leves incrementos hasta el precio final de 25 euros, en lo que supone una media de coste por actuación prácticamente inédita dentro de los grandes festivales de nuestro país.

La organización afirma que las actuaciones de Reincidentes y Ska-P, que suponían una novedad por la inclusión de propuestas de rock tan reivindicativo en la programación de Territorios Sevilla, congregaron a un público muy numeroso, sobre todo en el segundo caso con un récord de asistencia para el Festival. Cabezas de cartel como Love of Lesbian y Lori Meyers congregaron a miles de fans en el Escenario Cruzcampo, aunque una leyenda viva como Loquillo ha sido calificado como el gran triunfador dentro de las apuestas nacionales, por su inigualable presencia escénica y el poderío sónico de su banda.


Entre las actuaciones más valoradas tanto por público como crítica se encuentran las dos referentes del folk-pop catalán actual como Manel y José Domingo, que actuaron en el Escenario Cadena Ser fueron los de los hip-hoperos Mala Rodríguez y Nach o el sin gjay madrileño Swan 'Fyahbwoy', quien además invitó a subir al Escenario Territorios a los hermanos raperos sevillanos Toteking y Shotta, habituales en otras ediciones, para interpretar junto a él su hit 'Muchas gracias'.


También se citan de manera habitual los conciertos de luminarias del rock independiente como The Jon Spencer Blues Explosion o Anna Calvi, las agradables sorpresas de propuestas menos ortodoxas como las de los zaragozanos The Faith Keepers, los norteamericanos Shannon and The Clams y Chicha Libre, los argentinos Él Mató a un Policía Motorizado o el DJ set de Totally Enormous Extinct Dinosaurs.


Además, mención especial se merece 'Recordando a Triana', especial homenaje que rindieron a la mítica banda sevillana las escenas independientes y del flamenco tanto de Sevilla como de Granada, en un concierto irrepetible que ya figura como uno de los momentos históricos del Festival y que no pudo ser despedido de mejor manera que con Eduardo Rodríguez, único miembro vivo de la banda, agradeciendo todo el cariño y el trabajo vertidos en este singular proyecto.


Pero si hay un aspecto que es necesario valorar positivamente es la actitud del público, que disfrutó de estos dos días de fiesta de manera responsable y educada, sin que se llegara a registrar ningún incidente de mención. Esto, precisamente, es lo que Territorios Sevilla lleva años persiguiendo con la mejora, edición tras edición, de los accesos al recinto y la distribución de escenarios, barras, zona de descanso, puestos de comida y servicios. En 2014, como en las ediciones anteriores, el Festival propuso al público utilizar el transporte público a través de propuestas como la campaña 'Diversión aSEGURAda" o los acuerdos de descuento con Renfe en Media Distancia y Cercanías.


El Festival también quiere agradecer su compromiso continuo, además de al público, a los medios de comunicación, sin cuyo apoyo esta cita no podría celebrarse, y a las instituciones y patrocinadores que colaboran cada año en convertir Territorios Sevilla en la cita musical obligada de la primavera andaluza.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.