menus torres tres andalucia reapertura guarderia junta

La Junta reabre con otro titular la guardería 'Las tres torres'

|

El centro se vio implicada en el caso del presunto "desajuste" entre la comida servida en los menús y el número de alumnos que disfrutaban de este servicio.


La Consejería de Educación, Cultura y Deportes ha concedido licencia de cambio de titularidad y cambio de denominación a la escuela infantil 'Las tres torres' en Sevilla Este. La Junta de Andalucía entiende que la nueva titular cumple con los requisitos establecidos en la ley para el desarrollo de dos unidades de educación infantil de primer ciclo para 35 puestos escolares. Además, autoriza el cambio de denominación, pasándose a llamar 'Nuestro sueño' y subrogando la totalidad de los derechos y obligaciones anteriores.

En este marco, cabe recordar que el 31 de mayo de 2011 la Delegación Provincial de la Consejería de Educación anunciaba que había resuelto abrir un expediente de revocación de la subvención a la escuela infantil 'Las tres torres' por el "desajuste" experimentado entre la comida servida en los menús y el número de alumnos que disfrutaban de este servicio.


El entonces delegado provincial de Educación, José Jaime Mougán, explicaba que la Junta tuvo constancia de este hecho en el mes de marzo, por lo que se abrió un proceso de investigación que tuvo como primera conclusión el envío a la Fiscalía por parte de la administración autonómica de informes sobre lo sucedido, en base a la comisión de un presunto delito.


Los padres de un total de 15 alumnos de la escuela infantil 'Las tres torres' de Sevilla Este presentaban denuncia el día 1 de junio de 2011, el mismo día en el que la Junta anunciaba un expediente contra la guardería, contra la que aseguraba que actuaría "con la máxima dureza".


Durante las declaraciones ante el juez, las dos profesoras de la escuela infantil ratificaban que tenían que repartir un sólo menú "entre tres o cuatro alumnos" y que la comida era "insuficiente" y "muy escasa"; mientras que la directora y propietaria de la escuela aseguraba que "ningún niño pasaba hambre y que con un menú podían comer varios niños".


Así, el 16 de diciembre de 2011 se procedía al archivo provisional de la causa, al entender el juez que "no se ha demostrado que los niños hayan estado desnutridos". El archivo pasó a ser definitivo en septiembre de 2013, cuando la Audiencia Provincial de Sevilla determina la "falta de indicios de suficiente entidad como para proseguir la instrucción", ya que "ningún principio objetivo de prueba hay de que, a causa de esa supuesta deficiente alimentación en cantidad y calidad, los hijos de los apelantes hayan sufrido los trastornos de comportamiento y crecimiento que se dicen".


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.