tabaco contrabando camas

Intervienen este año en Camas 5.400 cajetillas de tabaco de contrabando

|

En la última operación han intervenido 1.090 en una tienda de alimentación.


La Policía Nacional se ha incautado de un total de 5.398 cajetillas de tabaco de contrabando en tan sólo un año que estaban siendo distribuidas en establecimientos de hostelería y comercios de la localidad sevillana de Camas, donde en la última operación han intervenido 1.090 en una tienda de alimentación.

Esta última operación realizada por los agentes en esta localidad, según informa en un comunicado la Policía, dio lugar a la incautación de 1.090 cajetillas que se despachaban en un ultramarino y que se encontraban ocultas en un falso techo del establecimiento y en sacos de harina.


Desde principios del pasado año, los agentes de la Comisaría Local de Camas realizan, ante el aumento de tráfico de tabaco ilegal procedente del contrabando, distintas operaciones para erradicar esta actividad ilícita dada la incidencia que produce tanto en el ámbito comercial como en el de la salud pública.


En total han realizado cuatro operaciones en esta localidad, dos de ellas en establecimientos de hostelerías con la intervención de 3.697 cajetillas de tabaco de contrabando y otras 611 en la vía pública a las que se suman las 1.090 incautadas en una tienda de alimentación tras la última intervención policial.


Según añade la Policía, en la mayoría de los casos la venta a menores de edad "se realizaba indiscriminadamente" y sin ningún control por parte de las autoridades sanitarias sobre este tipo de productos ya de por sí dañino para la salud y se incitaba a estos al consumo del tabaco.


OCULTAS EN SACOS DE HARINA


En la última de las operaciones que se ha llevado a cabo, los agentes descubrieron la venta ilegal de tabaco en un establecimiento dedicado a la alimentación donde encontraron un total de 1.090 cajetillas de tabaco de contrabando oculto en un falso techo del inmueble y en sacos de harina lo que indica un nivel de perfeccionamiento cada vez mayor en la ocultación de este producto ilegal.


Concretamente en este caso, dada la ubicación del establecimiento --cercano a un parque frecuentado por menores--, "el encargado del mismo aprovechaba para ofrecer tabaco a estos incitándoles al consumo", ha afirmado la Policía.


La mayor parte de las incautaciones se produjeron en bares y restaurantes "que aprovechan las facilidades que aporta para la ocultación de las cajetillas ilegales y el fácil ofrecimiento a los clientes de manera furtiva sin ser detectados durante las inspecciones".


Estas actuaciones policiales han supuesto un importante golpe al tráfico ilegal de tabaco que tanto afecta a los estanqueros locales debido a la competencia desleal del mercado negro respecto al legal, así como al tráfico jurídico de este tipo de productos y su incidencia directa en la Hacienda Pública.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.