us navy navantia contrato

El contrato Navantia-U.S. Navy podría suponer hasta 200.000 horas de trabajo

|

La consecución de este contrato supone para Navantia "un gran prestigio internacional, afianzando su posición líder en la construcción naval militar".


Navantia ha confirmado oficialmente el contrato de mantenimiento de los cuatro destructores estadounidenses que serán desplegados durante 2014 y 2015 en la Base Naval de Rota (Cádiz) como parte del escudo antimisiles de la OTAN, según el acuerdo alcanzado entre ambos gobiernos de España y EEUU en 2011 y sellado en 2012.

Según detalla Navantia en su página web, consultada por Europa Press, el contrato, que se estima supondrá para la empresa una carga de trabajo de entre 100.000 y 200.000 horas, contempla el mantenimiento de estas unidades en los períodos de inmovilización en Rota y tiene una vigencia de un año más seis años opcionales.


"La experiencia de Navantia en el diseño, construcción y mantenimiento de los barcos de la Armada Española, similares en sus sistemas, su excelente infraestructura y capacidad humana, así como el apoyo institucional del Ministerio de Defensa español, han sido los factores decisivos para la adjudicación de este contrato", señala la compañía.


Finalmente, destaca que la consecución de este contrato con la U.S. Navy, con un "altísimo nivel de requerimientos", supone para Navantia "un gran prestigio internacional, afianzando su posición líder en la construcción naval militar".


Cabe señalar que, según publica la prensa local, el embajador de EEUU en España, James Costos, confirmó la firma de este contrato en la jornada de puertas abiertas celebrada este jueves en la Base Naval de Rota para celebrar el 60 aniversario del primer Convenio con Estados Unidos. Asimismo, avanzó que el contrato supondría 166 millones de euros en siete años para la empresa española.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.