asunta detenidos padres santiago

Los investigadores registran este jueves los pisos de los padres de Asunta

|

Los investigadores consideran que las pruebas recabadas contra el padre adoptivo de la pequeña, Alfonso B.C., son "más que suficientes" para su imputación por un supuesto delito de homicidio.


El equipo que participa en la investigación del crimen de Asunta Basterra, la niña de 12 años de edad cuyo cuerpo fue encontrado la madrugada del pasado domingo, retomará este jueves los registros en los pisos ubicados en la calle Doctor Teixeiro, donde la niña vivía con su madre, y otro situado a escasos 25 metros de distancia, en la calle República de Argentina, donde vive el padre.


Los investigadores consideran que las pruebas recabadas contra el padre adoptivo de Asunta, Alfonso B.C., son "más que suficientes" para su imputación por un supuesto delito de homicidio, el mismo que se le atribuye a su exesposa, Rosario P.O., quien ya había sido detenida este martes.


Fuentes de la investigación consultadas por Europa Press han indicado que la madre fue considerada "sospechosa" desde que en el primer momento incurrió en "contradicciones" en su relato de los hechos, mientras que creían que la actitud de su expareja y padre de la niña "no encajaba".


Pero empezaron a encontrar "evidencias" que lo involucraban en el homicidio, que se unieron a las pruebas recabadas en el registro llevado a cabo durante varias horas en la vivienda que la madre de la niña heredó de sus padres en Montouto, a sólo unos kilómetros de distancia de la pista forestal donde la madrugada del domingo apareció el cuerpo de la niña.


No obstante, estas fuentes no estiman que el registro haya sido lo realmente determinante para su detención, sino que sostienen que también "había evidencias anteriores suficientes" contra Alfonso B.C. y que se unieron a las nuevas pistas. Es más, como estaba libre hasta poco antes de las 19.00 horas, el padre se pudo desplazar a primera hora de la tarde hasta el piso familiar ubicado en Doctor Teixeiro, donde vivían la madre y la hija.


El hombre, que en esos momento aún sólo estaba imputado por homicidio, llegó solo al piso hacia las 15.30 horas y lo abandonó también solo apenas 7 minutos antes de las 16.00 horas portando un pequeño bolso personal y una bolsa de papel. Tras reunirse con su abogado en una calle próxima de Santiago, se desplazó al municipio vecino de Teo para reincorporarse al registro de la vivienda en Montouto que aún continuaba.


MÓVIL DEL CRIMEN.


Acerca del móvil del crimen, las fuentes consultadas han asegurado que aún no están en esa fase de la investigación, sino que se centran en recoger pruebas físicas, sobre todo aquellas que pueden resultar perecederas, para proceder a su análisis y acreditar la autoría de la muerte de Asunta Basterra.


Precisamente en esta fase de recogida de pruebas, los investigadores retomarán este jueves los registros en los pisos ubicados en la calle Doctor Teixeiro, donde la niña vivía con su madre, y otro situado a escasos 25 metros de distancia, en la calle República de Argentina, donde vive el padre.


Las fuentes consultadas han indicado que "aún es muy pronto" para establecer un posible móvil del crimen porque creen que la investigación "aún va a dar más de sí" y que incluso podría "implicar a otras personas", aunque no han confirmado que se investigue en concreto a un tercer sujeto.


En principio este jueves se destinará a los mencionados registros, de forma que no está previsto que ambos detenidos pasen a disposición judicial esta jornada. Para que Rosario P.O. preste declaración ante el juez José Antonio Vázquez Taín existe un plazo de 72 horas desde que este martes a mediodía fue detenida.


Esta abogada, profesión que había aparcado hace unos dos años, permanece en el cuartel de la Guardia Civil en A Coruña, lugar adonde también ha sido trasladado su expareja. Según las fuentes consultadas, a Rosario P.O. no se le ha tomado declaración en el cuartel ni tampoco ella ha manifestado que quería prestar testimonio, para lo cual tendría que estar asistida por un abogado.


VIVIENDA CLAVE


La vivienda que este miércoles se convirtió en epicentro de la investigación del crimen de Asunta Basterra fue heredada por su madre de adopción tras la muerte de los padres de ésta, primero el fallecimiento repentino de su abuela materna en diciembre de 2011 y siete meses después el de su abuelo materno.


Esta casa está ubicada a unos tres kilómetros de donde apareció el cadáver de la niña y la Guardia Civil ha solicitado también a los establecimientos ubicados en las inmediaciones las grabaciones de sus cámaras de seguridad.


En concreto, agentes se desplazaron este martes a los locales que están en el trayecto hasta el inmueble para solicitar estas grabaciones, que se unen a las ya recabadas el pasado lunes entre establecimientos situados en las inmediaciones de la casa donde Asunta vivía con su madre y el inmueble en el que reside su padre, ubicados a tan sólo unos 25 metros de distancia.


Precisamente, unas imágenes en las que puede verse a Asunta junto a su madre en el coche a una hora del sábado en la que supuestamente la niña ya habría desaparecido desencadenaron la detención de la madre, al verse cuestionado su relato de los hechos. La mujer aseguró a la policía que llegó a su piso del centro de Santiago en torno a las 21.30 horas y que Asunta ya no estaba allí.


Un vecino de Montouto vio salir a Rosario P.O. de este chalet sobre las 20.45 horas del pasado sábado. En esta casa se hallaron unas cuerdas que analizan ahora los agentes para verificar si son iguales que las encontradas en la pista forestal de Cacheiras donde una pareja de jóvenes descubrió el cuerpo sin vida de la pequeña el domingo en torno a la 1.30 horas.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.