washington tiroteo

El tiroteo en la sede de la Marina en Washington deja 13 muertos y 8 heridos

|

La Policía de Washington está segura de que solamente hubo una persona implicada en el tiroteo, identificado como Aaron Alexis.


El alcalde de Washington, Vincent Gray, ha fijado en 13 muertos y ocho heridos el balance del tiroteo efectuado este lunes contra el cuartel de la Marina de la capital estadounidense y ha revelado que "no hay evidencias" de que hubiera más de un tirador.


En la rueda de prensa que ha dado a última hora del lunes, Gray ha aclarado que 13 personas han muerto, incluido el tirador, al que el FBI ha identificado como Aaron Alexis, y ocho han resultado heridas, tres de ellas por impactos de bala y el resto por contusiones.


Además, ha revelado que la Policía de Washington está segura de que solamente hubo una persona implicada en el tiroteo. "En estos momentos no hay ninguna evidencia de que hubiera otro tirador", ha subrayado, en declaraciones recogidas por la cadena estadounidense CNN.


A pesar de ello, la jefa de la Policía de Washington, Cathy Lanier, ha indicado que los efectivos siguen buscando a un hombre negro de entre 40 y 50 años de edad vestido con ropa verde militar "para determinar su implicación en los hechos".


Lanier también ha anunciado la derogación del toque de queda impuesto alrededor de la Comandancia de Sistemas Navales de la Marina para impedir que sus 2.000 residentes pudieran abandonar la zona, incluidos los posibles sospechosos.


Interrogado sobre los motivos de este ataque, Gray ha admitido que "todavía son inciertos". "No tenemos ninguna razón en estos momentos para pensar en terrorismo", ha aclarado, al tiempo que ha subrayado que "tampoco se ha descartado".


UN EX MILITAR EN EL SECTOR PRIVADO


Por su parte, el FBI ha solicitado la colaboración de la ciudadanía para recabar información sobre Alexis. "Ningún detalle es pequeño. Queremos saber todo lo que podamos sobre sus últimos movimientos y sus contactos", ha dicho Valerie Parlave, adjunta a la Dirección.


Hasta ahora, las autoridades estadounidenses han podido determinar que Alexis tenía 34 años de edad y que en mayo de 2007 se alistó como reservista en la Marina, donde estuvo trabajando en los sistemas eléctricos hasta enero de 2011, cuando fue expulsado por mala praxis.


Desde entonces, estaba trabajando para el contratista civil Hewlett-Packard (HP) para los servicios de tecnología de la información de la Marina. Sus amigos han revelado que estaba enfrentado con HP por una cuestión de dinero.


Las primeras investigaciones apuntan a que Alexis consiguió entrar legalmente al cuartel de la Marina gracias a su tarjeta de identificación como trabajador de HP, aunque se desconoce si seguía trabajando para la empresa informática.


MÁXIMA ALERTA


A raíz de este tiroteo, las autoridades estadounidenses han declarado el estado de máxima alerta en Washington. La seguridad se ha reforzado en torno a edificios públicos, sobre todo gubernamentales, y a escuelas, donde son habituales estos sucesos.


Poco después, un hombre ha lanzado varios petardos contra la valla norte de la Casa Blanca, desatando el pánico. Sin embargo, el portavoz del Servicio Secreto, Ed Donovan, ha desmentido que haya habido otro tiroteo en la residencia presidencial.


El presidente estadounidense, Barack Obama, ha expresado su solidaridad con los afectados por este "ataque cobarde". "Nuestros pensamientos y oraciones están con todos ellos", ha dicho. Además, ha anunciado la apertura de una "profunda" investigación.


Leer más: El tiroteo en la sede de la Marina en Washington deja 13 muertos y 8 heridos http://www.europapress.es/internacional/noticia-alcaldia-fija-13-muertos-heridos-balance-tiroteo-cuartel-marina-washington-20130917053124.html#AqZ19kjvWtSFHZdK
Consigue Links a tus Contenidos en http://www.intentshare.com


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.