Andalucía vería "razonable" un 1,7% de déficit

|

La consejera Aguayo asegura que la Junta de Andalucía está dispuesta a ser "flexible".


La consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, ha asegurado que la Junta está dispuesta a ser "flexible" en materia de déficit, por lo que ha tendido la mano al Gobierno central, aunque ha dejado claro que "no se aceptará acuerdo que perjudique a Andalucía", por lo que espera que el PP-A "apoye a la Junta y haga valer su influencia para que no haya agravios hacia los andaluces".


En ese sentido, considera que un 1,7 por ciento de objetivo de déficit para el conjunto de comunidades autónomas para 2013 sería "razonable", aunque ha apuntado que Cataluña "habla de un dos por ciento".


En comparecencia en comisión parlamentaria, la consejera, quien asegura que la Junta "siempre trabaja con lealtad hacia el Gobierno", ha recordado que actualmente se está pendiente de la flexibilidad en el déficit anunciada desde la UE, flexibilidad considerada "positiva", toda vez que la Junta "viene reclamando que debe darse un mayor margen de flexibilización, pues en Andalucía se está dando un esfuerzo muy importante para reducir el gasto".


Reconoce que desconoce el porcentaje de margen de flexibilidad de déficit que aceptará la UE "parece que se pasaría del 6,3 al 6,5 por ciento, pero no conozco que se haya ratificado esa decisión".


Ha indicado que está a la espera de esa decisión y también de saber como se repartirá dicha flexibilidad entre Gobierno y comunidades autónomas.


En ese sentido, tras recordar que no está de acuerdo con el reparto del peso del déficit entre Estado y regiones que existe actualmente, defiende que en esa flexibilidad adicional "sea consecuente con el peso del gasto público de cada administración", ya que actualmente "a las comunidades se nos asigna el 19 por ciento del déficit, mientras que el Gobierno central tiene el 81 por ciento, cuando su peso en el gasto es del 52 por ciento".


"Estamos a tiempo de resolver la incoherencia", ha agregado la consejera, quien cree que "existe voluntad por parte del Gobierno para ajustar esas cifras". "Intuyo que hay predisposición para conseguir que esta flexibilización, que además permitiría resolver el ruido entre las diferentes regiones para hacer y conseguir un reparto del déficit mas equilibrado y equitativo", ha resaltado la consejera.


La consejera ha recordado que Andalucía comparte con Cataluña si postura sobre el reparto del peso del déficit total y considera que "si no se pudiera aplicar ese reparto, al menos sí sería razonable que si el margen adicional que dé la UE es de dos puntos, esos dos puntos de flexibilidad idónea se repartan al 50 por ciento entre las administraciones, sería lo prudente y lo razonable".


"La Junta ofrece la máxima responsabilidad y lealtad para intentar ayudar a rebajar las tensiones entre comunidades autónomas", ha aseverado la consejera.


Asimismo, ha defendido su planteamiento de déficit asimétrico, pues "no es razonable establecer un déficit en función de la riqueza de cada territorio cuando la situación de partida es tan diferente".


"Hay un falso debate de que un mismo reparto de déficit es igual para todos, ese apariencia de igualdad es falsa", ha agregado la consejera, quien ha recordado que Andalucía "propone un dato diferente para cada comunidad con criterios objetivos que se acerquen los recursos y esfuerzos de cada una de ellas", de forma que "así se disfrute de los mismos servicios públicos independientemente de donde se provenga".


Ha indicado que "un mismo objetivo de déficit sería aparentemente igualitario pero no sería igual", tras lo que recuerda que Andalucía "es la tercera comunidad con menos nivel de deuda". "Porque la realidad es asimétrica, reclamamos un objetivo diferenciado, equilibrado y garantizando la igualdad de acceso a los servicios", ha agregado.


"La Junta defiende una postura de repartir esfuerzos, pues las comunidades autónomas tienen una parte muy importante de gasto público, en educación o sanidad, por lo que venimos reclamando desde hace tiempo que el reparto se haga en función del nivel de gasto que tiene cada gobierno", ha agregado la consejera, quien insiste en que "se debe buscar que todos los ciudadanos reciban los mismos servicios independientemente de donde vivan".


Considera que "poder recibir y dar servicios en igualdad es muy difícil cuando el criterio para el reparto del déficit, un de los elementos que constituye la financiación de las comunidades autónomas, en vez de tener relación con la población tiene relación con la riqueza", algo que "genera una desigualdad; aparentemente parece que hay igualdad para todos y queda muy bonito pero ello realmente encierra profundas desigualdades hacia los ciudadanos, por lo que insistimos en un déficit asimétrico para cada comunidad y así dar trato equitativo a los ciudadanos".


La consejera, quien no prevé ninguna reunión con el Ministerio, deja claro que "está a disposición del Ministerio si quiere hablar con nosotros, como hacemos siempre", tras lo que apunta que no hay fecha concreta para el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), aunque se habla de finales de junio.


DATOS DEL PRIMER TRIMESTRE


Sobre los datos del déficit correspondiente al primer trimestre del año, la consejera ha recordado que está "muy condicionado por los anticipos a cuenta que algunas comunidades han recibido en los últimos meses, mas cantidad en unas que en otras zonas", sobre lo que ha precisado que la Junta "ha pedido que si se adelanta a otras comunidades, también pedimos que se adelante a Andalucía".


No obstante, deja claro que "aunque el dato de déficit en el primer trimestre es positivo porque el Gobierno ha propiciado un adelanto de financiación para algunos, ello es una ilusión financiera, pues además esos anticipos provocan un efecto negativo, ya que empeoran los datos del Gobierno central".


Ha indicado que en Andalucía el déficit en el primer trimestre se ha rebajado, con una disminución de 272 millones, de forma que el déficit andaluz "ha caído un 43 por ciento en el primer trimestre de este año, mientras que en la Administración central el descenso fue del 20,9 por ciento".


MARGEN EXTRA


Por su parte, el diputado del PP José Antonio Miranda, quien ha recordado que la Junta "no ha cumplido en los últimos cuatro años de los objetivos fijados", ha resaltado el "clima de entendimiento" con el Gobierno y ha pedido que "si se llega a acuerdo, esperamos que la Junta lo cumpla".


Asimismo, tras considerar que el déficit "no es bueno en general", pues supone "echar una carga y sacrificio para generaciones futuras y dificultad de acceso a los mercados financieros", toda vez que "cuando la financiación se encarece, eso va al presupuesto", ha insistido en que el déficit "a veces es necesario pero no es bueno".


Miranda ha pedido que el margen de déficit que se pueda conceder desde la UE "se aproveche para potenciar actividades productivas que tengan retorno económico" y pide a la Junta que "no malgaste ese margen" que se le pueda conceder.


Ha precisado que ese margen "la Junta lo debe aplicar en reactivación económica y fomentar el reequilibrio entre lo público y lo privado; se debe eliminar la grasa de la Administración en materia de empleo público, pues no queremos empleados políticos; poner en marcha un programa de inversiones públicas priorizando el mayor retorno".


Además, aboga por "crear un clima de confianza para el empresariado tanto exterior que quiere venir a Andalucía como andaluces" a la hora de invertir.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.