operacion moviles alta trolera sanlucar gama pilas mayor robo

Detenida una red de ladrones robaban móviles de alta gama

|

El Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Sanlúcar la Mayor, en el marco de la llamada 'Operación Trolera', ha detenido a un total de seis personas, todas ellas vecinas de Pilas, por los presuntos delitos de hurto de teléfonos móviles de alta gama valorados en 5.550 euros, receptación, denuncia falsa y simulación de delito.


Las investigaciones de la Guardia Civil se iniciaron como consecuencia de la denuncia interpuesta en marzo en el cuartel de Pilas por la empleada de una tienda de telefonía, propiedad de una conocida empresa de comunicaciones, según ha informado el Instituto Armado en un comunicado de prensa.


Esta persona señaló en su denuncia que había sido víctima de un robo por parte de dos individuos rumanos, de los que aportó características físicas, que la amenazaron con un objeto punzante y la obligaron a que les entregase un total de 27 terminales 'smartphone' de última generación valorados en 12.406 euros.


Los investigadores de la Guardia Civil comenzaron a realizar sus gestiones y, tras una complicada búsqueda, consiguieron detectar varios de los terminales hurtados que se habían ido comprando y vendiendo en Pilas.


Los agentes consiguieron relacionar este delito con otros dos hurtos de terminales móviles que se produjeron en tiendas de Carmona y San Juan de Aznalfarache. Casualmente, en estos casos la dependienta de las tiendas era hermana de la que denunció el robo en Pilas.


Finalmente, la Guardia Civil demostró que el presunto robo cometido en Pilas por dos supuestos rumanos no existió como tal, por lo que detuvo a la denunciante y dependienta de la tienda, M.L.C.C., de 32 años, por los delitos de denuncia falsa, simulación de delito y hurto. También se detuvo a su hermana, V.E.C.C., y al marido de ésta, F.A.P.R., de 35 y 37 años respectivamente, por sendos delitos de hurto.


Continuando sus investigaciones, la Guardia Civil tuvo conocimiento de que tres vecinos de Pilas habían estado comprando a bajo precio los terminales de alta gama, supuestamente a sabiendas de su ilícita procedencia, y a su vez los habían vendido por más dinero, por lo que se detuvo por presunta receptación a L.M.E.M., M.A.S.A. y F.D.R.L., este último propietario de una tienda de informática.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.