El ELS da 24 horas a Hezbolá para que salga del conflicto sirio

|

Hezbolá ha mantenido durante el conflicto en Siria su apoyo al presidente y ha abogado públicamente por la resolución política del conflicto.


El comandante general del Ejército Libre Sirio (ELS), el comandante general Salim Idriss, ha dado este martes un plazo de 24 horas a los combatientes del partido-milicia chií libanés Hezbolá para que pongan fin a su participación en el conflicto sirio y ha amenazado con tomar medidas contra la formación en caso contrario.


"Si los ataques de Hezbolá contra territorio sirio no llegan a su fin en 24 horas, tomaremos todas las medidas necesarias contra el grupo, incluso en el infierno", ha dicho Idriss durante una entrevista concedida a la cadena de televisión emiratí Al Arabiya.


"No estaré atado a ningún compromiso que haya pronunciado hasta la fecha si no se toma y se implementa una decisión para poner fin a estos ataques (por parte de Hezbolá)", ha agregado.


En este sentido, ha sostenido que "todo el mundo" debería "perdonar al ELS" en caso de que responda a los ataques de la formación libanesa, ya que, a su juicio, "la población siria está sufriendo un genocidio a manos de Hezbolá".


Hezbolá ha mantenido durante el conflicto en Siria su apoyo al presidente y ha abogado públicamente por la resolución política del conflicto y por la introducción de reformas democráticas en el país.


Sin embargo, el vicepresidente del consejo ejecutivo del partido-milicia, Nabil Kauq, manifestó a finales de abril que la intervención de la formación en el conflicto sirio "es un deber nacional y moral para la defensa de los libaneses que residen en las localidades fronterizas".


El sábado, el secretario general del partido-milicia, Hasán Nasralá, aseguró que su grupo está dispuesto a asumir "todos los sacrificios y consecuencias" de su "implicación" en el conflicto sirio y denunció la guerra política y económica lanzada contra el Gobierno de Bashar al Assad.


El dirigente de Hezbolá aprovechó además para hacer un llamamiento a la conciliación en Siria y pidió reformas en el sistema político del país vecino. "Desde el principio de la guerra hemos dicho que el régimen de Al Assad tiene aspectos positivos y negativos. Es necesaria una reforma y la única forma de alcanzarla es a través del diálogo político", indicó.


En ese sentido reveló que él mismo se ha puesto en contacto con el presidente sirio y con la insurgencia para intentar impulsar una solución. "Me he puesto en contacto con Al Assad y con miembros de la oposición para alcanzar un acuerdo, pero juro que el presidente ha aceptado y que la oposición ha rechazado mi petición", explicó.


El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos ha cifrado en 141 el número de combatientes de Hezbolá fallecidos en los últimos meses en los combates registrados en las provincias sirias de Reef Dimashq y Homs, 99 de ellos en la batalla por la ciudad de Qusair.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.