Moscú envía armas a Damasco para evitar una intervención exterior

|

Riabkov ha dicho que Moscú "entiende todas las preocupaciones y señales que nos han enviado varios países y vemos que esta cuestión preocupa a muchos de nuestros socios".


El viceministro ruso de Exteriores, Sergei Riabkov, ha justificado el suministro de sistemas antiaéreos rusos S-300 al Gobierno de Bashar al Assad porque con ello se podría disuadir a algunos "cerebros calenturientos" de una intervención militar exterior en el país árabe, si bien no ha querido precisar si el envío ya se ha producido.


Acciones como ésta, a su juicio, "frenan en gran medida a algunos cerebros calenturientos", dispuestos a "barajar una internacionalización del conflicto con participación de fuerzas externas".


Así las cosas, Riabkov ha dicho que Moscú "entiende todas las preocupaciones y señales que nos han enviado varios países y vemos que esta cuestión preocupa a muchos de nuestros socios", pero "no tenemos razones para reconsiderar nuestra postura".


El viceministro ha dicho que no puede "confirmar ni desmentir en qué fase está la entrega, solo decir que no renunciamos a ella", puesto que "el suministro de los S-300 a Siria concierne a un contrato suscrito hace unos años con el Gobierno de Damasco".


"Se trata de proporcionar armas defensivas para que el Gobierno pueda proteger tropas e instalaciones contra sistemas que, hasta donde puedo juzgar hoy, los combatientes de grupos antigubernamentales no tienen", ha resaltado el viceministro.


En cuanto a la decisión de los Veintisiete de levantar el embargo de armas a la oposición, Riabkov ha considerado que con ello la UE "echa leña al conflicto" y obstruye el éxito de una nueva conferencia internacional en Ginebra entre las partes en la que trabajan Rusia y Estados Unidos.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.