Santos ve "fundamental" el acuerdo sobre desarrollo agrario

|

Las partes en un comunicado conjunto, incluye cuestiones como el acceso y uso de la tierra, gestión de las tierras improductivas, formalización de la propiedad, frontera agrícola, lucha contra la pobreza y el hambre o protección de las zonas de reserva.


El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha celebrado el acuerdo alcanzado este domingo entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) sobre desarrollo agrario y rural al considerar que es "fundamental" para sellar la paz definitiva.


"Celebramos, de veras, este paso fundamental en La Habana hacia un pleno acuerdo para poner fin a medio siglo de conflicto", ha dicho, en su cuenta oficial de la red social Twitter.


A pesar de este logro, ha subrayado que a partir de este momento la delegación gubernamental "continuará este proceso (de paz) con prudencia y responsabilidad".


Por su parte, el jefe del equipo negociador del Gobierno, el ex vicepresidente Humberto de la Calle, ha valorado este acuerdo al considerar que "permitirá transformar la realidad rural de Colombia", cerrando la brecha entre campo y ciudad.


De la Calle ha explicado que este acuerdo "supera la visión tradicional de una reforma agraria" porque "está centrado en la gente". "La piedra angular es la reafirmación de la dignidad de la familia campesina", ha dicho.


Además, ha aseverado que las transformaciones contenidas en el acuerdo se llevarán a cabo "con pleno respeto por la propiedad privada y el Estado de Derecho". "Los propietarios legales nada tienen que temer", ha apuntado.


Por otro lado, ha reafirmado el principio de "nada está acordado hasta que todo esté acordado". "Los acuerdos construidos hasta ahora y a los que lleguen solamente se aplicarán una vez se tenga el acuerdo completo para el fin del conflicto", ha aclarado.


"Una vez tengamos ese documento final --y ojalá que así ocurra-- será sometido a la ratificación de los ciudadanos, por medio de un mecanismo de refrendación popular. Serán los colombianos en última instancia los que digan si quieren o no este acuerdo", ha recordado.


De la Calle ha destacado que el proceso de paz "es transparente, ordenado y serio", por lo que ha instado a respaldarlo. "Apoyar este proceso es creer en Colombia. Es darle espacio a una salida civilizada a un conflicto que ya cumplió 50 años", ha sostenido.


PRIMER ACUERDO


El Gobierno y las FARC han anunciado este domingo la firma de un acuerdo sobre desarrollo agrario y rural, el primer punto de la agenda temática del diálogo de paz y el más importante para la guerrilla, ya que sobre él pivota su lucha armada.


Según han explicado las partes en un comunicado conjunto, incluye cuestiones como el acceso y uso de la tierra, gestión de las tierras improductivas, formalización de la propiedad, frontera agrícola, lucha contra la pobreza y el hambre o protección de las zonas de reserva.


"Busca que el mayor número de habitantes sin tierra o con tierra insuficiente pueda acceder a ella mediante la creación de un fondo de tierras para la paz", han dicho. Además, se crean mecanismos para solucionar conflictos de uso y una jurisdicción agraria para la protección de los derechos de propiedad con prevalencia del fin común.


También establece que debe acompañarse a los campesinos con planes de vivienda, agua potable, asistencia técnica, educación, adecuación de tierras, infraestructura y recuperación de suelos. "Busca que se reviertan los efectos del conflicto y se restituyan las víctimas del despojo y desplazamiento forzado", han señalado.


Este acuerdo "es el inicio de transformaciones radicales de la realidad rural y agraria de Colombia con equidad y democracia. Está centrado en la gente, en el pequeño productor", han subrayado ambas delegaciones.


Gobierno y guerrilla han explicado que en estos seis meses de negociaciones han abordado más cuestiones aparte de la rural y agraria, por lo que ahora avanzarán "con mayor celeridad en la búsqueda de acuerdos".


Está previsto que el próximo 11 de junio las dos delegaciones vuelvan a encontrarse para iniciar el décimo ciclo del diálogo de paz, en el que abordarán ya el segundo punto de la agenda: la participación en política.


Desde el pasado 8 de octubre en Oslo y 19 de noviembre en La Habana el Gobierno y las FARC negocian una agenda temática de cinco puntos para poner fin a más de medio siglo de conflicto armado.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.