josu asociacion gomez progresistas

El Reto Progresista

|

Josu Gómez


Presidente de la Asociación Progresistas de España


Cada día, las estadísticas que invaden periódicos, radios y televisiones siguen marcándonos la deriva autodestructiva en la que nuestra sociedad parece abonada a través de un peligroso círculo en donde la crisis económica nacida fruto del deseo voraz especulativo de los poderes económicos en esa religión del libremercado se ha trasmutado ya en una crisis política profunda de las democracias del sur de Europa. La desconfianza de la ciudadanía ante los partidos por su falta de respuestas a la crisis y ante la incapacidad de plantear otras políticas distintas a la reducción del Estado del Bienestar es una realidad. A más personas afectadas por el incremento del paro, la reducción del Estado de Bienestar y el recorte de las protecciones sociales se produce esa pérdida de credibilidad de la ciudadanía en las instituciones.

Surge así el caldo de cultivo perfecto para la aparición de fenómenos que deben ser objeto de análisis y respuesta desde la óptica progresista: la fragmentación del voto de la izquierda favoreciendo a tenor de la ley electoral la consolidación de gobiernos de derechas, el peligro de pérdida de espacio político del PSOE como partido de referencia de la izquierda en España, la aparición de propuestas políticas populistas desde izquierda y derecha capaces de analizar el descontento y que pueden tener su primer reflejo claro en las próximas elecciones europeas, la puesta en duda de las propias instituciones democráticas y su necesaria revisión en el marco de una segunda transición que busque el acuerdo social y de los partidos en políticas de estado que posibiliten un nuevo marco de desarrollo social, económico y territorial.


Aquí es donde el PSOE debe apostar por medidas que sirvan para construir esas propuestas de cambio: una reforma de las administraciones que tenga como pilar la transparencia y la participación directa de la ciudadanía en las tomas de decisión; de un modelo fiscal progresivo integral; la defensa de la construcción de una unión de estados europeos similar a la de los EEUU desde la óptica progresista y no liberal de entes como el Banco Central Europeo; la apuesta por políticas keynesianas de inversión pública generadoras de empleo en nichos de mercado como las energías limpias; la creación de un pacto de estado por el emprendimiento con estímulos a las pymes como la exención de impuestos en los primeros años; la reforma de la ley electoral y de la forma de participación ciudadana en los partidos haciéndolos permeables son algunos pasos que el socialismo debe dar.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.