Una nueva crecida del río dificulta las labores de búsqueda del sevillano desaparecido en Perú

|

c2_47

Una nueva crecida del río Urubamba, de la región peruana de Ucayali, a causa del temporal dificulta las labores de búsqueda del pequeño de los dos hermanos sevillanos que desaparecieron en el Amazonas hace unas dos semanas tras el naufragio de la barcaza en la que viajaban.


El padre de los jóvenes, Pedro García-Mauricio, ha indicado a Europa Press que Javier sigue en paradero desconocido y que la madre, que llegó a Lima la pasada semana, continúa en el país a la espera de incinerar al mayor de los hermanos, Pedro Luis, cuyo cuerpo sin vida apareció el pasado sábado.


Desde el Consulado le han comunicado que tras completar las labores de investigación del barco, que aún sigue volcado, decretarán tres días más para proceder al rastreo del río y que, en caso de no hallar nada nuevo, se suspenderá definitivamente la búsqueda y, por ende, la investigación.


En este sentido, García-Mauricio ha lamentado que sigan sin recibir financiación ni palabras de apoyo por parte de las instituciones, destacando que "sólo la Cruz Roja y el dueño de la embarcación han prestado su colaboración para trasladar el cuerpo de Pedro Luis hasta Lima".


Por otro lado, la plataforma de crowfounding 'http://www.gofundme.com/ayudaPedro-y-Javi' y la recogida de firmas que han puesto en marcha la familia y los allegados de los sevillanos, han permitido sufragar algunos gastos aunque, insiste, "son insuficientes por lo caro que son el proceso de repatriación y la búsqueda". Sea como sea, han conseguido recaudar en torno a 11.000 dólares gracias a la colaboración ciudadana, "que se ha volcado en este asunto".


LOS HECHOS

El cuerpo de Pedro Luis García-Mauricio fue hallado sin vida durante la madrugada del pasado este sábado, cuando, gracias a dos tractores nuevos, con más potencia, pudieron voltear la embarcación ligeramente, permitiendo que el cuerpo de Pedro Luis pudiera salir a flote.


Así lo explicó a Europa Press el padre del joven de 36 años, que indicó que fue sobre las 2,00 horas de esa jornada cuando recibió una llamada del Consulado de Perú comunicándole la trágica noticia. El joven fallecido fue identificado porque portaba el pasaporte en el bolsillo del pantalón.


Pedro Luis y Javier García-Mauricio, los dos jóvenes desaparecidos --de 36 y 34 años respectivamente--, llevaban ya una larga temporada en Iberoamérica, trabajando en países como Chile, y después de haber pasado un tiempo en Cuzco (Perú), habían decidido internarse en el Amazonas para viajar hasta Ecuador y buscar allí empleo.


Hace unas dos semanas, la barcaza con la que navegaban por el río Urubamba, en la región peruana de Ucayali, volcó como consecuencia de una "fuerte riada", según explicaba a Europa Press una familiar. En la embarcación viajaban varias personas, un tractor y una carga de madera.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.