La lista Falciani

|


c2_4864

Cosme Modolell

Blogger


Por fin, la llamada lista Falciani, de ciudadanos del mundo con cuentas en la sucursal Suiza del Banco Británico HSBC, donde figuran 2.700 españoles, ha visto la luz y nos es ofrecida por entregas a través del periódico digital El Confidencial, y la cadena televisiva La Sexta, tras varios años en que la Agencia Tributaria Española, la había mantenido en secreto.


Hasta hoy y a nivel de rumor, sabíamos que al recientemente fallecido Don Emilio Botín, máximo dirigente y primer accionista del Banco de Santander le habían “pillado” la friolera de 2000 millones de euros, que amablemente le pidieron regularizar, pagando tan solo el 10% de esta cantidad. Así mismo circularon también una serie de nombres famosos en nuestro país, sin detalles concretos, que hoy, sin saber el porqué se nos ofrecen con todo lujo de detalles.


Pero, ¿porqué ahora y no antes? A falta de explicaciones más o menos oficiales a esta cuestión, supongo que algo tendrá que ver el acoso al que se ve sometido el PP por los temas de corrupción, y las críticas generalizadas a su famosa Amnistía Fiscal, que permitió a muchos de estos “patriotas” regularizar su situación en ventajosas condiciones, además de dejarles poner de nuevo en la picota al anterior presidente Rodriguez Zapatero, acusándole de no haber movido un dedo para perseguirles; argumento que utilizan a la desesperada, ante el “sorpasso” electoral de los socialistas respecto del PP, que las encuestas señalan en varios territorios de España, incluso a pesar del fenómeno Podemos.


Con todo me alegro soberanamente, que la lista por fin se haga pública, y que los españoles podamos ver y analizar con todo detalle, quienes son estos grandes de la patria, que no se quitan este nombre de la boca, pero que nos estafan a todos con su evasión de impuestos, o también parte de ellos que a pesar de ser considerados ejemplo de honradez ciudadana, les han descubierto el origen no demasiado limpio de sus cuantiosas fortunas, como traficantes de armas, de drogas e incluso colaboradores del terrorismo internacional.


Me resulta muy chocante, el comunicado de la entidad bancaria HSBC, donde se indica, que quienes dirigían la entidad, en el 2009, cuando tenía vigor los datos que en la lista se refieren ya ninguno ocupa cargo alguno en la empresa y que como entidad los actuales dirigentes reconocen haber cometido errores que hoy han subsanado y no volverán a ocurrir. ¿Qué quieren decir con esto? ¿Qué han tomado las medidas necesarias, para que otro Falciani, les robe la información?


A tan solo una semana de hacerse pública esta lista, los españoles hemos tomado consciencia que además de todos estos que nos estafaron no pagando sus impuestos, figuran narcotraficantes de altura, y financieros del contrabando de armas, generalmente destinadas a organizaciones terroristas; sin embargo no oímos a nadie, pregonar la ineludible necesidad que las entidades financieras del mundo entero se avengan a colaborar con la justicia en pro de descubrir y poner a buen recaudo, a todos estos que financian las transacciones del terror, en aras a una mayor seguridad ciudadana, en lugar de proponer penas como la cadena perpetua, a las que ya se les supone de entrada una nula efectividad en la resolución del problema que se pretende.


¿Porqué se permite que el banco HSBC siga operando normalmente, cuando ha sido manifiestamente un encubridor de gravísimos delitos? ¿Porqué no se ha sancionado a la entidad y procesado a estos dirigentes que si bien fueron despedidos, hoy se pegan la gran vida con jubilaciones multimillonarias?


Por todo ello intuyo, que no hay un verdadero interés, en combatir esta nueva forma de terrorismo global, si no que lo que en realidad se pretende es utilizarlo como excusa para recortar todas las libertades ciudadanas, incluida también la libertad de expresión, pensando estos entes opacos, llamados mercados, que con ello van a conseguir grandes ventajas económicas, sin que nadie les discuta, su poder. Mal andamos amigos si no somos capaces de rebelarnos contra esta realidad.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.