Alto y claro para sordos y ciegos

|

Alfonso José Ruiz Blanco

Experto en Comunicación y Marketing Político

@yoteasesoro


En enero de este año, el ahora presidente en funciones, Artur Mas, informaba que adelantaría las elecciones autonómicas catalanas a septiembre. Desde ese momento vinieron febrero, marzo, abril mayo, junio, julio, agosto y septiembre con el runrún de elecciones autonómicas o plebiscitarias, independentismo, reconocimiento del derecho a decidir, saltarse la legalidad constitucional vigente, declaración unilateral de independencia, la voluntad del pueblo soberano, hoja de ruta separatista, etc. 


Y llegó al día que se abrieron las urnas y se contaron los votos. ¿Habrá cosa más fácil que contar? Lo aprendemos estando en la guardería, pero después de hacer el recuento: 


- Para la Secretaria General de Esquerra Republicana de Catalunya "el país ha hablado alto y claro, nos ha enviado un mensaje clarísimo a través de las urnas, y estamos satisfechos del mismo" porque ha quedado claro que "hay una suma excepcional de las fuerzas del sí a la independencia, que para nosotros es la mayor revolución democrática que puede tener Cataluña". Más eufórico se mostraba el líder de Esquerra, Oriol Junqueras, que muy sonriente afirmaba: “tenemos una mayoría más que suficiente para tirar adelante con la independencia de Cataluña”. Mientras Artur Mas se dirigía a las personas que se acercaron al lugar donde los miembros de Junts pel Si esperaron el recuento electoral diciéndoles que “no aflojaremos. Hemos ganado con todo en contra, y esto nos da una enorme fuerza y una gran legitimidad para tirar adelante este proyecto”. E incluso Pep Guardiola, que cerraba la lista electoral de los independentistas consideraba que no había "vuelta atrás" en el proceso catalán hacia la independencia. 


- Alto y claro se habían expresado los votantes catalanes para el cabeza de lista de la CUP, Antonio Baños, pues reconocía el lunes que el plebiscito que su formación y Junts pel Sí veían en estos comicios "no se ha ganado", al tiempo que descartó una declaración unilateral de independencia.


- El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, después de la espectacular subida que obtiene su partido tras el recuento, llegando a obtener 25 representantes en el parlamento autonómico catalán, afirmaba que el pueblo de Cataluña había dicho alto y claro que la "vieja política" de populares y socialistas "ha muerto", y ha erigido a su partido como la única alternativa para España, con un proyecto "común" para los próximos diez años y, en rueda de prensa junto a la candidata, Inés Arrimadas, destacó que el proceso separatista del presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, ha fracasado, y ha considerado que la formación que "ha evitado" la ruptura de España y hace que siga "unida" es Ciudadanos.


-Aznar, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, afirmó que los catalanes le habían dado el quinto aviso a los electores del PP y que el partido que dirige Mariano Rajoy, y del que él es el presidente de honor, “está el peor de los escenarios". Mientras a la diputada regional, Cesárea Arnedo, lo que le ha quedado claro es que el resultado que ha obtenido su partido, bajando de 19 a 11 escaños, se ha enmarcado «dentro de lo que viene siendo su histórico». 


Apasionante, ¿verdad? Por eso el recuento electoral congregó delante del televisor a 1.999.000 españoles (12,2% share) que siguieron todas las novedades que se producían y que nos contaban desde el programa “Objetivo Cataluña”, con una audiencia más que considerable que sólo fue superada por “El debate”, con 2.327.000 (16,8% share) de Gran Hermano en Telecinco.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.