La evolución de los juegos tradicionales

|


Juegos online

Los juegos de mesa siempre han sido un entretenimiento clásico en España y han pasado de generación en generación. Se trata de un entretenimiento que no tienen edad y tanto niños como mayores disfrutan con ellos en reuniones familiares, entre amigos o momentos puntuales. Ni la avasalladora llegada del mundo virtual, con los videojuegos y la extraordinaria expansión de su industria ha hecho que se pierda esta tradicional forma de juego cara a cara, aunque es evidente que han tenido que adaptarse a las nuevas circunstancias.


Por eso cada vez son más los que siguen disfrutando de los juegos de cartas o el Dominó online. El mundo virtual ha conseguido adaptar e introducir el factor de los juegos de mesa en su repertorio y acaparar así el gran público que estos tienen. La facilidad de jugar desde casa o en cualquier lugar, desde un ordenador, un móvil o una Tablet, con gente conocida o personas de cualquier parte del mundo es un acicate que sustituye muy bien a las características que también ofrece el juego cara a cara.


En el caso de las personas mayores, cuya estampa en parques o plazas de ciudades es un habitual sobre todo cuando llega el buen tiempo, también disfrutan de estas ventajas. Esta vía online permite que personas que, por cualquier circunstancia, no puedan desplazarse a esos lugares comunes de juego, puedan seguir divirtiéndose desde casa incluso con las personas con las que juega normalmente.


El traslado del tablero a la pantalla es también una ventaja para adultos más jóvenes o niños, los cuales debido a la rutina de hoy en día, cada vez tienen menos tiempo y poder jugar desde cualquier lugar y en cualquier momento les supone una facilidad y una manera de no desengancharse de los juegos de siempre.

1 Comentarios

1

esta muy bn resumida esta parte

escrito por mayra 18/abr/18    16:28

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.