​La implantación del Plan Respira en el Centro de Sevilla y Triana más cerca

|

El Ayuntamiento de Sevilla inicia los trámites para llevar a cabo este plan que contará con una fase de participación y exposición pública en septiembre


Plan aire sevilla

La Delegación de Gobernación y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, ha aprobado el inicio del expediente para la implantación del Plan Sevilla Respira en el casco antiguo y el conjunto histórico de Triana. De esta forma, se ha abierto el proceso para la declaración de estas dos zonas de la ciudad como áreas de tráfico restringido que tendrá como punto de partida un proceso de exposición pública y participación en el mes de septiembre y que contará con un sistema de control de los accesos tanto de vehículos particulares como de mercancías.

Este Plan Sevilla Respira forma parte de los acuerdos alcanzados entre el gobierno de la ciudad y el grupo Adelante Sevilla para la aprobación de los presupuestos de 2020 y responde a los objetivos marcados por los trabajos realizados en el marco del Plan de Movilidad Urbana Sostenible, el Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenible, el Plan Estratégico Sevilla 2030, la Declaración de Emergencia Climática aprobada por la ciudad de Sevilla o el Compromiso de Sevilla de implantación local de los Objetivos por el Desarrollo Urbano Sostenible de Naciones Unidas.

Este plan, que parte con un modelo de trabajo flexible y abierto para garantizar la movilidad, tiene como principales objetivos proteger dos zonas de la ciudad marcadas por la estrechez de sus calles, las dificultades de convivencia entre peatones, ciclistas y el vehículo privado, su valor patrimonial y la saturación provocada por el tráfico de mercancías. Por este motivo, se plantea un sistema dinámico que reduzca la presión del vehículo privado evitando que se usen estas áreas como zonas de paso de coches desviando esta circulación a vías con más capacidad, que evite los recorridos en busca de aparcamientos en superficie, que controle la carga y descarga y que dé prioridad a los residentes y a los servicios públicos.

La propuesta de área restringida del conjunto histórico de Triana estará conformada por la zona comprendida entre el Altozano, Betis, Plaza de Cuba, Génova, Pagés del Corro (que es el límite de la zona restringida sin entrar dentro), Procurador, Castilla y San Jorge. Se trata por tanto de una zona con calles estrechas, problemas de accesibilidad, un enorme valor patrimonial y un volumen de carga y descarga importante. El objetivo es establecer un sistema que reduzca especialmente en este caso la circulación por esta zona para atravesar Triana o para buscar aparcamiento en superficie y que permita una regulación adecuada del transporte de mercancías.

En el caso del casco antiguo de la ciudad el área está conformada por el Paseo de las Delicias, Paseo de Colón, Reyes Católicos, Marqués de Paradas, San Laureano, Torneo, Resolana, Parlamento Andaluz, Muñoz León, Ronda de Capuchinos, María Auxiliadora, Recaredo, Menéndez y Pelayo, Avenida del Cid, Palos de la Frontera y Avenida de Roma. Se trata de una zona ya declarada como área 30 con un valor histórico y patrimonial en la que abundan las calles estrechas o con plataforma única con dificultades para la movilidad peatonal y ciclista, con plazas limitadas de aparcamiento en superficie y con graves problemas provocados por la saturación de la carga y descarga.

En ambos casos, el modelo recoge un sistema flexible de tráfico restringido que garantice en cualquier caso el acceso de residentes y personas autorizadas por ellos, la llegada a los hoteles, el acceso para los centros educativos, la carga y descarga en horarios y condiciones limitadas, los suministros y servicios profesionales, los accesos puntuales de vehículos particulares justificados, el transporte público y el uso de los aparcamientos públicos. En cualquier caso, durante el proceso de participación se podrán establecer supuestos y medidas que se podrán incorporar adecuando el sistema de control de accesos que se tramitará con un modelo abierto.

“Con este Plan Respira queremos garantizar la accesibilidad universal y la protección del peatón, priorizar al residente, promover el uso de la bicicleta, favorecer la movilidad activa, proteger la salud, contribuir a la protección del medio ambiente, la lucha contra el cambio climático y la sostenibilidad, defender el patrimonio histórica, ordenar la carga y descarga y garantizar la seguridad vial y la fluidez del tráfico evitando puntos que por su estrechez y sus características tienden a provocar puntos de saturación y atascos”, ha explicado el delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, quien ha destacado que se va a avanzar con un procedimiento flexible, plural y abierto que cuente con todas las garantías jurídicas y de participación ciudadana.

“Aunque se ha retrasado más de lo que acordamos, debido a la pandemia que hemos vivido y a todas las medidas extraordinarias que se han tomado, el Plan Respira sigue adelante como una de las medidas más necesarias para el bienestar y la salud de las personas de Sevilla. La declaración de área restringida al trafico es clave y debe desarrollarse con un sistema que permita flexibilidad a los vecinos y vecinas para la salida y entrada de vehículos del casco histórico y Triana. Sabemos que en este caso va a ser una restricción al tráfico rodado para no residentes más eficaz y amable que el Plan Centro. Se ha demostrado, además, que la COVID-19 se expande con mayor facilidad en aquellas zonas con más contaminación del aire, así que se hace imprescindible llevarla a cabo cuanto antes", ha apuntado la concejal del grupo Adelante Sevilla Susana Serrano.